El que diga lo contrario es que miente descaradamente, y es que, todos en algún momento hemos sentido la necesidad imperiosa de follarnos a una gorda con buen culo, por muchos que algunas digan que no y que yo estoy más que convencido que esas palabras son puras mentiras, así de claro os lo puedo decir. Quiero haceros además que disfrutéis de dicha escena porque los que han soñado alguna vez con cuerpos así ahora verán cumplidos sus mayores deseos, y es ver a la chica a cuatro patas con unas ganas tremendas de recibir una buena polla gorda hasta el fondo del culo y que abra los ojos y se quede bien flipada de que eres un tipo que sabes usar tu pene y hacerles pasar a las mujeres el mejor rato de su vida. Así, sin más y como bien han demostrado estas fotos de que el tipo no se corta por nada.