Amateur

Madison Ivy, una actriz a la que siempre he visto como una de las más bellas del porno, nos trae aquí una de sus mejores escenas, y además una escena tremenda, llena de fetichismo y de bondage, donde a la chica la han amarrado por todos lados y después han empezado a follársela sin previo aviso entre varios, a meterle la polla hasta el fondo de la boca y después, cuando llega la hora, a meterle una buena polla dura por el culo que la haga flipar y quedarse al borde del orgasmo, hasta que se ha corrido no una, sino varias veces durante un buen rato. Ver a una de mis actrices favoritas con toda la boca llena de semen y una polla en sus labios, es lo mejor que he visto hoy durante todo el día.