Maduras

Tengo que reconocer que padezco fantasías sexuales cuando pienso en el cuerpo de mi madre: me pone jodidamente cachondo hasta límites en los que no respondería. Pero creo que la culpa la tenemos los dos porque a ella ahora le dado por ir picante por la casa, cada día con menos ropa. Y tengo la convicción de que lo hace sin duda para ponerme caliente y sacar mi parte más guarra, para que me la folle allí mismo como he hecho hoy.  Además, también quiero que os fijéis en ese tremendo culo que tiene la susodicha y que es impresionante, ¿a que es perfecto en todos los sentidos? Se ha levantado ese vestido tan interesante que tiene la susodicha y hemos podido ver esas nalgas tan morbosas. Se las he empezado a chupar y después lo que he le metido ha sido mi buena polla.