Asiáticas

Es el primer trío que lleva a cabo esta asiática, y según ella misma ha afirmado, «no será el último». Nunca antes lo había pasado tan bien como hoy comiendo pollas, a pesar de que está con hombres distintos casi a diario. A la guarrilla le flipa saborear la leche caliente recién ordeñada y jugar con ella en su boca.