Lo de este chaval es increíble, además de tener una de las suertes más grandes del mundo, donde ha conseguido follarse a la asistenta buenorra de su padre, a la que le ha metido el pollón hasta el fondo. Desde luego que si yo también tuviera a una chica así delante de mis narices y que trabajara para mi padre, pues también haría todo lo posible por echarle un buen polvo, lo haría con la mayor de las intenciones: intentaría ligármela y después encontrar cualquier sitio para tener sexo con ella, que en esta ocasión ha sido en uno de sus despachos y me ha puesto cachondo como un cerdo. Desde luego que el chaval ha buscado las mejores posiciones para poder darle hasta el fondo a esta preciosidad de mujer.