Pues resulta, que la chica que parecía que no había matado ni a una mosca, Avril Sun, ahora resulta que es una tipa de esas cachondas que te dejan la boca abierta porque detrás de esa coraza de chica sumisa, de chica inocente, de colegiala, que ha tardado menos de medio minuto en quitarse el uniforme y ponerse a follar, es algo espectacular para todos, desde luego, y quería que fueráis testigos de cómo una chica que va de mosquita muerta como ya he dicho, acaba recibiendo semejante polvazo hasta el fondo del coño. Harmony Vision han sido los que han conseguido el deepthroat, en medias y con tacones, con el coño abierto y esa polla que se ha buscado, inclinada hacia arriba por donde le han dado desde todos los lugares.