Hay actrices que cuando ven una polla negra, se ponen tan cachondas que no pueden hacer nada por evitarlo y acaban mojando el coño cada dos por tres. Ese ha sido el caso aquí de nuestra querida amiga y actriz porno Ashley Blue, que para Private ha echado una de las mejores escenas de sexo que recuerdo en mucho tiempo. Solo por la forma de abrirse de piernas y ponerse a comer rabos de forma tan endemoniada, dura, y con tanto gusto, una ya se pone cachondo y sabe que se la tiene que follar sí o sí, como este negro, por todos sus agujeros. Además, estamos ante una actriz que es una experta en el ball Licking, o chupada de huevos. Le encanta hacer eso.