Jovencitas 23.032 Visitas

Esta preciosa rubia se acaba de comprar un dildo negro. Nunca ha tenido sexo con un negro, pero le da muchísimo morbo y como también le gustan los juguetes sexuales, decidió comprarse un dildo negro para probar.

Al llegar a casa y sacarlo de la bolsa, no puede pensar en otra cosa. Aunque tiene que hacer otras cosas, decide probar primero el dildo. Se abre de piernas y empieza a frotarse el coñito, mojándolo poco a poco. Se toca por encima de las braguitas y nota cómo se van mojando. Se quita las bragas, coge el dildo y se lo mete en la boca para mojarlo bien y así poder metérselo dentro del coño. Cuando nota su coñito húmedo, empieza a meterse el dildo, pero parece que no cabe. Tiene un coño un poco estrecho y no está acostrumbrada a meterse algo tan grande dentro. Poco a poco lo va empujando hasta dentro y consigue que entre entero y eso la pone muy cachonda. Se pone a cuatro patas y se folla como si de una buena polla se tratara. La rubia no para de gemir y se lo va metiendo cada vez más rápido hasta que no lo puede soportar más y se corre.