Tetonas 70.738 Visitas
0:00
4:21

Resulta que en la oficina de este hombre hay una secretaria nueva. Por la mañana cuando llega al trabajo, se la encuentra al lado de su despacho y alucina. Es una jovencita bastante buenorra y muy sexy. Lleva unas gafas muy morbosas y un escote tremendo, parece que será difícil trabajar. Unas cuantas veces la chica le lleva el café y se sienta en su mesa, poniendo a su lado su precioso culo. El tío no puede resistirse. Intenta disimularlo, pero es muy difícil.

Hoy se queda a trabajar hasta tarda y cuando todos sus compañeros ya se han ido a casa, él sigue. Lo que él no sabía es que la secretaria también se ha quedado. Al terminar el trabajo, el tío se va a su casa y la chica resulta que vive al lado de él. Por el camino van hablando y ella no para de ponerle cachondo. Al final la invita a tomar algo a su casa y pasa lo inevitable. La muy zorra empieza a desnudarse y le pone muy cachondo. Le saca la polla del pantalón y le encanta. Nunca había visto una polla tan grande y su coño se moja mucho. Se la mete toda en la boca y la chupa bien para ponerla dura del todo. El tío la tira sobre la cama y la folla duro. Le mete la polla entre esas tetas y la secretaria le hace una tremenda cubana hasta que se corre en su carita.