Jovencitas
0:00
4:21

Pues esa es la cosa, señores, que esta noche he tenido que dormir con mi hija, y no he podido resistirme cuando la he visto con el tanga puesto a mi lado, me ha vuelto muy loco y me la he tenido que follar al final: meter mi polla sobre ese coño tan carnoso y perfecto que veréis a continuación. Quiero que observéis el gran cuerpo que tiene la susodicha y lo buena que está, los polvos que llega a echar y lo caliente que me pone el simple hecho de estar a su lado. Cuando se ha acostado, me ha rozado la polla con su tremendo culo y eso ha sido lo que ha desencadenado que me pusiera bastante caliente y que acabara teniendo sexo con ella sin parar de la forma más dura.