Jovencitas 31.233 Visitas

Esta chica necesita relajarse un poco. Lleva mucho tiempo de exámenes y siempre está estudiando, además, tiene dolores de espalda. Le recomiendan ir al fisioterapeuta para que le haga unos buenos masajes y así puede relajarse un poco y se le quitan los dolores. Al llegar al sitio, la recibe un tío con traje y eso le sorprende. Entra en la consulta y el tío le dice que se quite toda la ropa para que el masaje sea más efectivo.

La tía nunca había ido a un sitio de esos y pensó que era algo normal, así que le hizo caso. Al tumbarse en la camilla, el tío empieza a tocar todo su cuerpo, restregándole el aceite para que esté bien grasiento. De repente, empieza a tocarle el coño y la tía está tan relajada que se deja llevar. La pone a cuatro patas y masturba su coñito, haciendo que se ponga muy cachonda y no pare de gemir en la consulta. El tío se saca la polla y se la mete en la boca y la morena se la come toda. Se pone encima de él y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla, mientras le restriega las tetas por la cara y no para de gemir. El fisio la pone a cuatro patas y le destroza el coñito hasta ponerla de rodillas y darle toda la leche en la carita. ¡Ahora seguro que se ha relajado con un buen polvo!