Amateur 6.481 Visitas
0:00
4:21

Increíble lo mucho que le gustan a esta chica las pollas negras, es apasionante ver cómo se las mete hasta el fondo de una manera brutal, cómo se las traga casi sin ningún tipo de esfuerzo. Es una zorra de cuidado a la que le encanta que le den duro por el coño, sin compasión alguna. Lo mejor es la viciosa en cuestión las caras que pone cuando le están reventado el coño con esa polla tan gigante, que es de lo más grande que ha probado ella en su vida. Se ve claramente que está disfrutando y que además hacía tiempo que no disfrutaba tanto, de esta manera tan placentera. El chico lo primero que ha hecho ha sido poder deleitarse con ese tremendo culo que tiene, con ese tan tan espectacular… Se lo ha echado hacia un lado y le ha metido toda la polla hasta el fondo de una manera más que brutal.