Maduras 51.734 Visitas
0:00
4:21

Esta preciosa jovencita ha quedado con su novio. Ha estado todo el día trabajando y ahora quiere relajarse un poco con él. Al llegar a su casa, no encuentra a nadie, el tío todavía no ha llegado, así que decide masturbarse un poco.

Se tumba en el sofá de su novio, coge uno de sus juguetitos y empieza a masturbarse. El tío llega y se la encuentra así y eso le pone muy cachondo, así que se acerca a ella y le ayuda a jugar con su juguetito, metiéndoselo dentro del coño y haciendo que gima sin parar. La morena se pone a cuatro patas y le chupa la polla al tío, agarrándola con la mano para pajearla a la vez que se la traga entera. Se pone encima de él y le cabalga, saltando rápido encima de su polla, pero él quiere algo más. La pone a cuatro patas y le mete los dedos en el culito para abrirlo bien. Cuando se abre, poco a poco le va metiendo la polla dentro del culo y se lo abre más. La zorra empieza a gemir y mueve su culito para que la folle rápido. Se pone encima de él y le cabalga, saltando sin parar y haciendo botar sus preciosas tetas. El tío la tira sobre la cama y la folla de lado hasta correrse por todo su coño húmedo.