Maduras 34.230 Visitas

Esta pareja está pasando el día en el parque. Han hecho un delicioso pic-nic y los dos están muy a gusto hablando de sus cosas. De repente, la tía saca el móvil y le dice a su novio que se hagan un selfie. Después de varias fotos, la zorra de su novia se saca sus grandes y preciosas tetas y se hace así un selfie.

El tío se pone muy cachondo viendo esas tetas y su polla se pone muy gorda dentro del pantalón. La tetona se pone de rodillas delante de su novio y empieza a comerle la polla, empapándola bien con su saliva y disfrutando de toda la erección dentro de su garganta. La tetona se queda solo en lencería y el tío está tan cachondo que ya no puede aguantarlo más. La lleva a casa en brazos y ahí le echa unos buenos polvos. La zorra se pone encima de él y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla mientras gime. Su novio la pone a cuatro patas y la folla duro mientras azota ese tremendo culazo, dejándolo bien rojo. La pone de rodillas y le hace suplicarle la leche hasta correrse por todas sus tetas.