Amateur 16.631 Visitas
0:00
4:21

Tengo una vecina que ya quisieran muchos tener: es una chica joven, guapa y morena, a la que espío cada vez que tengo ocasión por si así, puedo verla desnuda en algún momento. Lo primero en que me fijé cuando la conocí fue en esa cara tan bonita que tenía… Lo que no me esperaba nunca era que me la iba a poder follar en cualquier momento, clavarle la polla hasta el fondo y dejarla casi sin conocimiento. Así lo hice el día que se coló en mi piscina (además tengo fotos xxx). Llegué y me la encontré sin ningún tipo de ropa dentro, y cuando digo sin ningún tipo de ropa es que iba sin nada, con su coño perfecto al aire. Me la follé en todas las posturas posibles, todas las que se me vino a la imaginación, y encima me corrí dentro al acabar. Desde entonces follo con mi vecina cada vez que me da la gana.