Amateur 17.463 Visitas

Esta jovencita morena es una verdadera viciosa. No para de comprarse lencería sexy para poner muy cachondo a su novio. Lleva una lencería que es de rejilla entera y da mucho morbo. Tiene carita de inocente, pero es una tía muy guarra y le encanta el sexo.

Al llegar su novio a casa, le recibe así, volviéndole loco. Se da la vuelta y tiene un agujero en el culo y en el coñito, para tener fácil accedo a ella. Se pone de rodillas delante del tío, le saca la polla del pantalón y empieza a comérsela. La agarra con la mano y empieza a chupar, metiéndosela toda hasta la garganta. El tío se pone cachondísima y su polla palpita, mojándose cada vez más. La morena se lo hace tan bien, que le cuesta mucho aguantar las ganas de correrse. Acaba corriéndose por toda su carita, haciéndole un tremendo facial y eso a ella le encanta.