Redtube
0:00
4:21

Parece que este jefe de seguridad ha decidido echar hoy una buena follada en su día de trabajo para que se le hiciera más ameno y más divertido, y así poder catar el coño precioso de la clienta madura con la que ha tenido sexo. El mejor sitio que han encontrado para echar la follada ha sido dentro del cuarto de baño, donde no los ha visto nadie y han podido echar un buen rato. Como veis, a la susodicha no le da miedo acercar a la polla de un desconocido y empezar a chuparla hasta la campanilla. Se le ve feliz cuando la tiene metida hasta el fondo. Lo mejor ha sido al acabar, donde la chica se ha puesto de rodillas y se ha corrido dentro de su boca, dejándole el semen que se ha tenido que tragar.