Jovencitas 27.632 Visitas

Esta familia se ha ido a su casa del lago para pasar el fin de semana. Los padres se van a otro pueblo a pasar el día y la hija y el hijo se quedan en la casita. La chica no para de hablar con el novio por teléfono y al hermanastro eso le cabrea. De repente, ve que su hermanastra se masturba y no se lo puede creer. Mientras habla por teléfono con su novio se masturba, sabiendo que su hermanastro puede verla.

El tío sale a la terraza y la pilla, entonces la chica cuelga el teléfono, se le pone de rodillas a su hermanastro y empieza a comerle la polla. La saca de su pantalón y le mira con carita de viciosa. Está tan cachonda que ni siquiera se da cuenta de que es su hermanastro, solo le importa su polla. Se pone encima de él y empieza a cabalgarle, saltando rápido encima de su polla. Se da la vuelta y le folla dándole la espalda para que vea cómo toda su polla entra en el pequeño coñito de su hermanastra. El tío la pone de rodillas y se corre por toda su boquita.