Jovencitas 36.103 Visitas
0:00
4:21

Esta preciosa dieciochoañera rubia invita a uno de sus compañeros de clase a su casa a estudiar. Le cuenta que tiene problemas con la asignatura y él podría ayudarle. El tío no sospecha nada y piensa que solo le va a ayudar como buen amigo, pero no sabe lo que le espera después de ayudarle a la rubia a estudiar.

Después de pasar toda la tarde estudiando y justo antes de que el tío se vaya a casa, la jovencita empieza a desnudarse delante de él. Resulta que sus padres no están en casa, así que va a aprovechar la polla que hay en su habitación. Se queda solo en lencería y le mira con cara de viciosa. El tío no se lo esperaba para nada y se pone muy cachondo y nervioso. No sabe si irse de allí o dejarse llevar y al final su polla gana la pelea interna de su cerebro. La jovencita se quita la poca ropa que lleva y le saca la polla del pantalón. Se tumba a su lado y se la mete toda en la boquita. Primero la lame, pasando su lengua desde los huevos hasta el capullo, notando cómo palpita de lo dura que se ha puesto. La agarra con la mano y la pajea rápido, deslizando su mano por toda la polla mientras chupa su capullo. El tío está tan nervioso que no puede soportar más la presión y se corre, dándole toda la leche a su preciosa y complaciente compañera de clase.