Amateur 26.330 Visitas

Esta preciosa asiática se acaba de comprar un juguetito nuevo y al llegar a casa quiere estrenarlo. Se sienta en su sofá, se quita la ropa, quedándose solo con su lencería sexy y empieza a masturbarse. Primero se aparta el tanga y empieza a acariciar su clitoris, haciendo que su pequeño coñito empiece a mojarse poco a poco y ella se pone cada vea más cachonda. Se mete el juguete dentro del coño y empieza a gozar, gritando de placer. Su novio, que está en otro cuarto, la escucha y viene a ver qué pasa. Al ver que su increíble y viciosa novia se está dando placer ella sola, decide ayudarla. Primero le ayuda con el juguete, pero luego lo quita del medio y quiere hacerlo él. Le mete los dedos en el coño y los mueve tan rápido que la asiática no tarda en hacer squirt y correrse con un increíble orgasmo. La chica, agradecida, se pone de rodillas delante de él, le saca la polla del pantalón y le hace una buena mamada hasta tragarse toda su leche caliente.